Ingrese su Usuario

Alto Paraná destina inversiones a la producción clonal de eucalipto y aprovechamiento de biomasa forestal

Por Patricia Escobar

MISIONES (ENERO 2013).- La empresa Alto Paraná SA, filial del Grupo Arauco de Chile, tiene en el país -como base para abastecer sus plantas industriales de celulosa, aserradero, tableros MDF, aglomerados y de generación de energía- dos áreas forestales estratégicas. Las más antigua y de mayor extensión en la provincia de Misiones, con un patrimonio total de 233 mil hectáreas, de las cuales 120 mil están destinadas a uso productivo con plantaciones forestales (principalmente Pino taeda), y otras 113 mil hectáreas en bosques nativos en estado de conservación y áreas de servicios (camino, infraestructura, edificios, viveros, etcétera). En tanto, en la región del Delta bonaerense tienen una superficie total de 30 mil hectáreas, de las cuales 25 mil son de usos productivos, principalmente de salicáceas (sauces y álamos) y plantaciones de eucalipto, además de las áreas de servicios.

En la entrevista con Argentinaforestal.com, el gerente de Operaciones Forestales de APSA, Ricardo Austin, sostuvo que en el área cerraron con un balance de año “muy bueno”, ejecutaron con normalidad el plan de reforestación en Argentina, con 10.500 hectáreas en total (en Misiones 7.200 ha. y en Delta otras 3.300 ha.) y cumplieron con normalidad las inversiones previstas, destacando el directivo las destinadas al Programa de Mejoramiento Genético y de incorporación de nuevas tecnologías e infraestructura para la puesta a punto del Vivero Bosetti, con significativos avances focalizados a la producción clonal de eucaliptos. En el sistema de producción de cutting de Pino Taeda, el vivero de Alto Paraná es el mayor del mundo.

En una visita en exclusiva a la división forestal de la compañía, realizamos una recorrida de las instalaciones de los dos viveros forestales (Y Porá en Puerto Libertad y Bosetti en Puerto Iguazú con una producción total de 12 millones de plantas en contenedores) para conocer los avances en su Programa de Mejoramiento Genético acompañados por el subgerente de Patrimonio, Gustavo Maestri; como también por Javier Maestropaolo, subgerente Producción Forestal, durante la recorrida a predios de cosecha forestal para conocer las prácticas que realizan en operaciones para el aprovechamiento de los residuos que generan a gran escala post-cosecha. Según expresaron los directivos de APSA, genética y biomasa forestal serían dos aspectos estratégicos en que se basa la compañía para mejorar su producción y aumentar su competitividad.

BALANCE ANUAL

¿Cuál es el balance del área forestal de APSA en 2012, cómo cerraron el año?

En general fue un año muy bueno. Hemos ejecutado con normalidad en Argentina el plan anual de reforestación y de producción. Se plantaron en total unas 10.500 hectáreas, en Misiones 7.200 ha. y en el Delta otras 3.300 ha.

Desde hace muchos años la empresa foresta Pino taeda en Misiones, principal especie del plan anual de reforestación. En la actualidad se planta algo más de 5 mil hectáreas de pinos, y otras 2.100 hectáreas de eucalipto, principalmente especie de E. grandis y E. dunnii, en menor proporción.

Mientras que en el Delta, de las 3.300 ha. plantadas, cerca de 3 mil fueron de sauces y, en menor proporción álamos, el resto de E. dunnii y eucalipto colorado, pero en menor medida.

No fue un buen año en general para el mercado de productos forestales. ¿Esta situación afectó las operaciones forestales de APSA, tuvieron que disminuir el abastecimiento a las plantas industriales, el ritmo de cosecha forestal, o tuvieron que reprogramar las actividades?

No. En Área Forestal, salvo el período de parada que hubo en Puerto Piray por la salida de funcionamiento de la caldera a inicio del año 2012 –que fue durante un mes-, no tuvimos merma en todo el año. Puntualmente, por el mercado no hemos visto otra merma en nuestras actividades, siempre mantuvimos el ritmo de las actividades. En general, tampoco notamos una merma sustancial con los terceros a los cuales solemos vender algo de rollizos aserrables o laminables. Se mantuvieron los mismos valores de venta que en últimos dos o tres años anteriores.

Realizaron una fuerte inversión en 2012 para aumentar la producción en el Vivero Bosetti ¿En qué consistió la inversión y cuál fue el objetivo?

Hace tres años se tomó la decisión de dar un impulso en el plan de reforestación con la plantación de unas 2.000 hectáreas de eucalipto. En 2012 decidimos poner en funcionamiento en el vivero de Bosetti una línea para producir eucalipto, fortaleciendo todo un Programa de Mejoramiento Genético que habíamos iniciado en el año 2000. La inversión fue de más de 400 mil dólares y consistió en crear una estructura nueva denominada “Jardín de mini setos clonales”. Es un invernáculo de grandes dimensiones donde se cultivan plantas madres en canales especiales (no en la tierra), con riego por goteo y bajo condiciones controladas de temperatura y humedad. A su vez, se construyó una cámara de enraizamiento - cosecha por medio de púas de las plantas madres- y otra de rustificación, dado que a diferencia del P.taeda, el proceso del eucalipto requiere de otras condiciones de control, un seguimiento minucioso durante los primeros 15 a 30 días, por lo tanto, se llevó adelante la construcción de estas cámaras con todos los sistemas de control automáticos de temperatura, humedad, etcétera.

Las plantas madres de eucalipto que están en Bosetti van a entrar en producción en 2013, generando plantines clonales para ser llevados a campo.

BIOMASA FORESTAL

¿Cuál es la dinámica actual de trabajo con las empresas de servicios forestales? ¿Cuántas contratistas operan en cosecha forestal?

En Argentina, en el área forestal de la empresa trabajan entre 1.400 a 1.500 personas aproximadamente en forma permanente, entre todas estas empresas de servicios. Hay más de 100 prestadores de servicios, ya sea con maquinarias o equipamiento, hasta prestadores de servicios individuales que serían los profesionales, técnicos, ingenieros, etcétera.

Estos 100 proveedores son los que emplean a estas 1.500 personas que trabajan en forma estable en área forestal, ya que se diferencia de otras actividades de base agrícola donde el tema de la estacionalidad es muy marcado (sea yerba mate, té u otros). La actividad forestal permite una cierta estabilidad laboral a lo largo del año, porque si bien la época de plantación esta focalizada en otoño-invierno, el personal de silvicultura se dedica ha realizar mantenimiento de las plantaciones en época de primavera-verano (control de maleza, control de hormigas, etcétera) con lo cual hay trabajo asegurado todo el año. En la actividad de cosecha forestal, transporte y mantenimiento de camino también se trabaja todo el año, dado que hay que abastecer de madera a las plantas industriales.

Alto Paraná se caracteriza por lograr mayor eficiencia y productividad. ¿Hubo algún cambio para las contratistas, nuevos requerimientos o incorporación de tecnologías que exigen a una Pyme que presta servicio en APSA?

Nosotros en forma permanente trabajamos con nuestras empresas de servicios para mejorar procesos productivos. Durante este año algunas de ellas hay logrado certificar su propio sistema de gestión, medio ambiente y calidad. Mas allá de que APSA tenga certificadas sus operaciones , y obviamente a través de los procesos de producción de sus plantas industriales logró las certificaciones de ISO 14.001 Gestión Ambiental, OSHAS 18.001 en Salud y Seguridad Ocupacional, y Manejo Forestal Sustentable, algunas empresas de servicios decidieron por iniciativa propia avanzar en la certificación de su gestión -puertas adentro- , ya que les garantiza prestar un mejor servicio, no solo a nosotros sino a cualquier otra empresa de la región. Esto lo vemos muy positivo e intentamos apoyar en forma permanente estas iniciativas. Por otro lado, hemos continuado con el apoyo a la renovación de sus equipos y maquinaria forestal, en la medida de las posibilidades. Contratistas que trabajan en cosecha forestal requieren de maquinaria específicas, especializadas y de gran escala, maquinaria que en muchos casos no se fabrican en el país y requieren de una inversión importante para esos equipos, por lo tanto trazamos un plan para que logren ir renovando la maquinaria en la medida que se cumple la vida útil de los equipos (feller, procesadora, grúas, camiones, etc.). Esto lo continuaremos haciendo.

Tenemos previsto para que en 2013 entre en funcionamiento una segunda chipeadora de biomasa, como continuidad de un proyecto que se inicio en 2012.

Hace dos años Alto Paraná puso en marcha la primer maquina de aprovechamiento de biomasa de cosecha forestal, una chipeadora de gran escala que se llevan a campo para aprovechar los residuos que quedan post-cosecha, para generar biomasa para las plantas térmicas. Esta fue la primer maquina que se incorporó por medio de un contratista, de origen brasilera, que en la actualidad está trabajando muy bien, genera en el orden de unas 4.000 toneladas/mes de biomasa. Opera con todos los equipos asociados a ella, sea para alimentarla, abastecerla, cargar y transportar la biomasa hasta la industria.

Este año avanzaremos con la incorporación de una segunda maquina, pero de mayor tamaño, mayor capacidad de chipeado, y en este caso es una máquina de origen americano. Con esto, prácticamente estaríamos aprovechando la totalidad de la biomasa que generamos de nuestra cosecha en Misiones.

 

Fuente: ArgentinaForestal.com