Ingrese su Usuario

Comenzó la producción de la primera impresora 3D argentina

 ¿Qué es la impresión 3D? Es el proceso de convertir gráficos 3D en objetos físicos. Y se diferencia de la tradicional ya que en lugar de imprimir sobre una superficie plana, en la 3D se crea un objeto con volumen.

“Es por ello que se habla de una especie de nueva revolución industrial: se pueden fabricar objetos a escala”, explicó Marcelo Ruiz Camauër, CEO de Kikai Labs.

Para desarrollar su propia impresora 3D, la compañía de origen nacional se basó en hardware libre proveniente de un proyecto llamado RepRap. “Son patentes expiradas o donadas y que la comunidad toma. Tomamos ese modelo y lo cambiamos con partes propias, pero siempre basadas en ese inicial. Queremos seguir con esa filosofía”, detalló Camauër.

Kikai posee un prototipo en funcionamiento desde el año pasado, hito que le valió ser uno de los finalistas para el Premio Sadosky al “Emprendimiento Informático”.

Ahora la compañía está dedicada a la producción de impresoras 3D tras lograr importar los componentes necesarios: plásticos, motores y demás elementos electrónicos.

Gran parte de los componentes son de origen nacional. Kikai mencionó como ejemplo al plástico ABS. Se estima que las primeras unidades estarán disponibles antes de fin de año.

“Estamos en un periodo similar a aquel en donde salían las primeras computadoras: en este momento las impresoras 3D son máquinas de avanzada, pero en cuatro años los usos serán impensados”, afirmó Camauër.

El ejecutivo mencionó que las impresoras 3D existen desde hace al menos 20 años, pero “lo que ocurre en los últimos años es que ha habido una explosión en el interés por la fabricación digital”.

Prueba de ello es la creciente cantidad de sitios que ofrecen modelos para crear casi cualquier objeto, incluso réplicas de armas. Nokia es otro ejemplo: la compañía dio a conocer los “planos” para que cualquier usuario pueda crear una carcasa del Lumia 920 en una impresora 3D.

Entre los sitios más importantes para obtener diseños se encuentran Thingiverse, Shapeways e incluso The Pirate Bay, que en 2012 creó una sección exclusiva para modelos de objetos para impresoras 3D.

Camauër explicó que los usos de la impresión 3D son muy amplios: “Modelajes, maquetas, diseño industrial, prototipos de manera más rápida”.

Está convencido de que las impresoras 3D podrán tener un importante papel en la educación “para que los chicos aprendan materias como Biología, Historia, Geografía. Se puede crear un esqueleto, un objeto antiguo o mirar el relieve de un terreno”.

“Creemos que esta tecnología puede y debe ser integrada a los cursos de estudio, no sólo de ingeniería sino de muchas otras materias también, siendo útiles para arqueología, arte, paleontología, medicina, arquitectura, etc.”, agregó.

El precio que tendrá el modelo base de la impresora de Kikai es de $8.200. “El costo de mantenimiento y operación es bajo. Nos encargaremos de comercializar los repuestos, partes, e insumos necesarios. Será ideal para escuelas, colegios, institutos e individuos”, dijo la compañía.

Cómo funciona

Las impresoras 3D utilizan una gran variedad de programas de diseño, libres o pagos, de donde finalmente saldrá el modelo a imprimir.

La tecnología empleada por la impresora de Kikai es llamada FDM (Fused deposition modeling): un filamento plástico es derretido y posicionado muy exactamente, capa por capa, para crear un objeto.

Si bien esta tecnología “es más accesible, económica y ofrece una optima resolución, no da un acabado final de alta calidad. Pero el objeto sí puede ser pintado, pulido, suavizado”.

El proceso de impresión puede demorar minutos u horas, dependiendo de la dificultad del modelo a crear. Esto es sin embargo poco si se piensa en la inversión horas/hombre para crear, por ejemplo, un prototipo de algún producto o una maqueta.

A eso debe sumársele el ahorro en materiales: un kilo del plástico que emplea cuesta alrededor de u$s60 y rinde el peso de la pieza, que suelen ser huecas.

Esta tecnología utiliza plásticos como ABS, PLA, Nylon, Policarbonato, Polietileno Alta Densidad, Madera (plástico con agregados de madera y otros materiales), entre otros.

 

Fuente: Infobae