Ingrese su Usuario

La Nación realizó millonario recorte a los fondos de la Ley 25.080

 Sin embargo, se comunicó hoy a las direcciones forestales del país que desde la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación aprobaron sólo 100 millones de pesos para ejecutar en el Presupuesto Anual 2013. En 2012 se otorgaron 150 millones de pesos que fueron ejecutados en su totalidad.

 

Una noticia inesperada para los productores forestales transcendió hoy en Buenos Aires, ante la confirmación de que la Jefatura de Gabinete de la Nación decidió reducir el Presupuesto Anual asignado para la prorrogada Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados, hoy 26.432, aprobando tan solo 100 millones de pesos, de los 243 millones solicitados para cancelar la deuda de campañas forestales certificadas y aprobadas por la Dirección de Producción Forestal del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

La decisión administrativa ya fue notificada a los ministros de Producción y directores forestales de las provincias afectadas. La quita de los fondos para la Ley 25.080 generará un grave perjuicio económico y social, además de una gran incertidumbre, principalmente en el NEA. En el caso de Misiones, son más de 22 mil pequeños productores que fueron incluidos en la última década en el sistema de promoción forestal por medio del gobierno provincial, considerando la herramienta jurídica nacional como un incentivo para promover una actividad productiva entre los más pequeños, generando nuevas fuente de trabajo. Desde la Subsecretaria de Desarrollo Forestal de la Provincia estimaron que la deuda de planes forestales de pequeños productores misioneros ronda los 70 millones de pesos.

Desde la Asociación Forestal Argentina (Afoa) adelantaron a ArgentinaForestal.com que elevarán su preocupación al Jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal Medina y al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Norberto Yahuar.

“Por medio de la Decisión Administrativa 1/2013 de Distribución de Fondos del Presupuesto Nacional  2013 (Ley 26.784), el gobierno nacional ha recortado en un 33% la asignación de fondos para cumplir las obligaciones emergentes del régimen de promoción forestal de la Ley 25.080, otorgando un monto de solo 100 millones de pesos. En comparación al monto asignado y ejecutado en 2012, fue de 150 millones e insuficiente, ya que se estima que quedaron en carpeta pagos por alrededor de 40 millones que se pasaron para este año. Por ello, solicitamos su rápida gestión para revertir esta situación que  perjudica especialmente a pequeños y medianos productores”, reclamaron desde la Afoa.

Agricultura solicitó  una ampliación de la partida presupuestaria para este años de 243 millones de pesos para atender adecuadamente las obligaciones emergentes de los expedientes de la Ley 25080 y su ampliatoria, Ley 26432 en trámite. Desde Afoa señalaron que “en el mensaje de remisión del Proyecto de Ley del Presupuesto 2013, el Ejecutivo estableció como política  para el año: “Promover el desarrollo forestal por medio de ayudas económicas a productores foresto-industriales, favoreciendo la implantación de bosques, el desarrollo de las tareas de riego, manejo, protección, raleo y tala, otorgándose aportes no reintegrables” y considerando como meta física la asistencia financiera para 80.000 hectáreas forestadas. Esta meta es superior en un 33% a la de 2011, que se había establecido en 60.000 hectáreas, y coherente con el pedido de ampliación realizado por Agricultura (MAGyP) y a la realidad del sector”.

Por ello, para la Afoa resulta “totalmente incomprensible que Jefatura de Gabinete de Ministros, en su función de asignación del Presupuesto, haya reducido de una manera arbitraria e injustificada el monto que corresponde a los Aportes no Reintegrables, en contra marcha tanto de lo establecido por la Ley 26.784 de Presupuesto 2013  como en la atención de la obligación legal de la Ley 25080 y su  prórroga, Ley 26432”.

Por otra parte, desde la asociación se estima que la asignación realizada alcanzará a cubrir las obligaciones de pagos por Aportes Económicos no Reintegrables solo hasta de mayo, con el perjuicio que conlleva en incertidumbre y actividad económica, especialmente de pequeños productores forestales, que son los mayores perjudicados. “Esto remite la memoria a los atrasos de los años 2001 y 2002, en que la demora en los pagos impactó sustancialmente en las hectáreas forestadas en el país y con ello, en el empleo y la actividad económica regional”, remarcaron.

 

Fuente: Misiones Online