Ingrese su Usuario

Seis empresas forestales argentinas obtendrían el sello internacional PEFC en 2013

 Este año se espera que entre en vigencia internacional la homologación del sello europeo PEFC del Sistema de Certificación Forestal Argentino (Cerfoar), que rige bajo Normas IRAM, tras lograr finalizar la última etapa de los trámites correspondientes por medio de la financiación obtenida a través de la Unidad de Cambio Rural (UCAR).

A nivel internacional, la certificación forestal es una herramienta que exigen cada vez más los mercados para verificar que se cumplen los requisitos de legalidad y sostenibilidad sobre la gestión de los bosques y de Cadena de Custodia; y los sistemas de certificación forestal globalmente aceptados son FSC (Forest Stewardship Council-Consejo de Manejo Forestal) y PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification - Programa de reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal).

En el caso de Misiones, hasta el momento la empresa Lipsia SA es la única que logró la Certificación FSC en Manejo Forestal Sostenible.
El organismo argentino Cefoar impulsó en 2012 una serie de capacitaciones que permitan estimular en el ámbito de los pequeños y medianos productores los niveles necesarios para certificar, pero también trabajó con medianas y grandes empresas forestales para avanzar en este proceso y prepararse ante este nuevo escenario.

“Hay algunas empresas que están muy avanzadas en el proceso y podrán certificar en el corto plazo con el sistema argentino, aún antes de que se concrete la homologación PEFC, ya serán certificadas por Cerfoar”, adelantó en la entrevista con ArgentinaForestal.com la secretaria ejecutiva de la institución, Florencia Chavat.

“Se trata de seis empresas que han asumido un compromiso de gestión sostenible, no solo de palabra, sino que han realizado pagos adelantados de fee (uso de sello Cerfoar) por año, lo que marca un compromiso real con el sistema argentino”, destacó la directiva.

Estas empresas son Selva SA (Misiones), Papel Misionero SAIFC (Misiones), Pindo SA (Misiones), Alto Paraná SA (Misiones), Forestal Bosques del Plata SA (Corrientes) e Iberpapel SA (Entre Ríos). Y serán las primeras en usar el sello PEFC en el país.

“En el país existen hasta el momento cinco certificados de Cadena de Custodia PEFC, que obtuvieron tres industrias gráficas y dos distribuidores de maderas certificadas, por lo tanto, esperamos avanzar en el corto plazo en el sector forestal”, explicó Chavat.

Sistema para Pymes

En Misiones, los pequeños y medianos empresarios consideran que las posibilidades de lograr la certificación esta solo al alcance de las grandes empresas, pero la directiva del Cerfoar aclaró que “el sistema argentino fue pensado para atender las características y requisitos especiales que tiene una Pyme en realidad. Por ello, esta previsto un sistema de certificación agrupada, y dentro de ello la certificación grupal. Además, hay requisitos que son evaluados de manera diferencial cuando se trata de Pymes, porque son evaluados según la escala de la organización”, detalló.

Paralelamente, agregó que la Cadena de Custodia adoptada por Cerfoar -también de PEFC- prevé un mecanismo de “Certificación de PYMES Industriales Agrupadas” que está “muy bueno para instrumentar en Misiones”, aseguró.

En este sentido, indicó que “hay un mejor escenario para que las Pymes de la provincia avancen en certificación, ya que desde el sector público y el privado han manifestado un fuerte interés en desarrollar este sistema y se han comprometido en facilitar el acceso de la certificación. La vinculación lograda a fines del año pasado entre el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el Cerfoar es un muy buen ejemplo de esto. Y también el trabajo que están realizando algunas grandes empresas forestales con sus proveedores de materias primas forestales, otorgándole asistencia técnica para que alcancen el nivel de desempeño necesario para acceder a la certificación de gestión forestal de manera agrupada”, dijo Chavat.

Asociatividad

Pero la principal traba que se les presenta a las Pymes para decidirse a certificar es la idea de “asociarse”, un aspecto fundamental que deberán trabajar si quieren ingresar en algún momento a competir en el mercado internacional. Así lo aseveró Chavat, quien sostuvo que “la principal traba que deben afrontar las Pymes forestales es la de comprender que es necesario asociarse /agruparse para lograr el salto de escala que les permita realizar e implementar una planificación de su producción de manera sostenible. Y esto se aplica tanto a los pequeños y medianos productores como a las Pymes foresto-industriales”, remarcó.

“También es importante comprender que la implementación de una gestión forestal sostenible siempre es provechosa y torna a las empresas más eficientes y rentables, y los beneficios de la certificación se perciben fuertemente desde estos aspectos”.

 

Fuente: Argentina Forestal