Ingrese su Usuario

La Mudanza de la Industria Forestal

Seguramente más de una vez habremos escuchado que las mudanzas están entre los eventos más estresantes de la vida de una persona. Ahora, imaginemos como sería si una industria decide cambiarse de casa y además de continente: no se ve fácil. Pues bien, la industria forestal se está moviendo, desde distintos países del hemisferio norte hacia otro destino: Latinoamérica, el cual goza de bondades geográficas y climáticas que permiten acceder a un bosque eficiente, de rápido crecimiento que se traduce en menores costos de operación.

El cambio al nuevo barrio de moda trae consigo una gran entrada de proyectos en un corto período de tiempo. Ante esto el mercado ha venido anticipando, y ya por un largo período, una brusca caída en los precios de celulosa de fibra corta (celulosa de menor resistencia pero mejor acabado superficial del papel), la cual aún sigue sin llegar.

Sin embargo, es de esperar que con la entrada de esta nueva oferta de celulosa, veamos hacia fin de año, presiones en los precios de fibra corta, como parte de un necesario y natural ajuste de mercado.

Así es como grandes proyectos de celulosa fibra corta comenzarán a producir en Latinoamérica, aportando 4,2 millones de toneladas (8% del mercado global de celulosa blanqueada) en los próximos 3 años, principalmente en Brasil. En la medida que dichos proyectos aporten producción el precio de fibra corta caerá, obligando a productores menos eficientes, especialmente de países con mayores costos de madera tales como Canadá o China, a disminuir despachos o cerrar sus plantas de manera indefinida.

Así, se producirá un traslado de la producción desde dichos países hacia Latinoamérica.

Bajo este escenario, y tomando en consideración una demanda creciente —liderada por China con un crecimiento anual en torno al 7% u 8%— así como retrasos en la entrada de proyectos, esperamos un precio de celulosa fibra corta en buenos niveles durante gran parte de este año.

En la medida que se agregue la nueva capacidad, veremos presiones especialmente en los precios de fibra corta, forzando el cierre de productores menos eficientes. Sin embargo, esto beneficiaría a aquellos que aseguren su terreno en el nuevo barrio de la industria forestal.
 

Fuente: Economía y Negocios