Ingrese su Usuario

Impresora de etiquetas Brother QL-710W, la hemos probado

Impresión y tipos de papel

La Brother QL-710W sorprende por su gran rendimiento. Es capaz de imprimir hasta 93 etiquetas por minuto, una velocidad que lo convierte en un dispositivo ideal para pymes y negocios que tengan que imprimir grandes cantidades de etiquetas o caratulas de DVD/CD. La resolución de impresión de este equipo es de 300 x 600 puntos por pulgada. La impresora de etiquetas Brother QL-710W soporta rollos DK de hasta 62 milímetros de ancho. Otra de las grandes ventajas es que esta impresora tiene la capacidad de recortar las etiquetas de diferente tamaño, de manera que se ahorra mucho tiempo al profesional a la hora de imprimir etiquetas y la cinta de papel continuo.

Brother QL710W

Diseño

La palabra que mejor define a la impresora de etiquetas Brother QL-710W es “compacto”. Y es que este equipo cabe en cualquier rincón de la oficina o el despacho sin molestar apenas. Su diseño tiene forma rectangular, con la parte delantera más achatada y la parte trasera más elevada para poder alojar los rollos de papel o etiquetas. En toda la parte inferior domina el blanco, mientras que en la parte superior tenemos un color negro semitransparante que permite ver el interior del compartimento de carga. En esta zona se alojan también los cuatro botones físicos de la máquina. El botón de encendido (que se coloca a la derecha), el botón de WiFi, de recortar el papel y de preparar el papel para la impresión. Sin duda, resulta un diseño bastante atractivo, aunque hay que destacar que la parte transparente de la zona superior de la impresora se llena de polvo con facilidad (o por lo menos resulta más visible de lo habitual), algo que puede afear el resultado en el caso de que no la utilicemos a menudo. Las dimensiones de la Brother QL-710W son de 128 x 236 x 153 milímetros, mientras que cuenta con un peso muy comedido de 1,2 kilos que facilitan su transporte a lo largo de toda la oficina o el negocio.

Brother QL710W

Software

El uso de la impresora de etiquetas de la compañía está muy unido a los programas integrados dentro del disco de instalación. La completa herramienta P-touch Editor 5 permite configurar el diseño de las etiquetas y pequeños carteles de forma personalizada. Por un lado, trabaja a través de un buen número de plantillas con capacidad para editarlas, con temas tan diversos como direcciones, envío de paquetes, placas de identidad o diversos eventos como cumpleaños y felicitaciones. También podemos optar por diseñar la etiqueta o el cartel a partir de cero con el uso de complementos como imágenes (tiene una extensa colección de símbolos), texto o figuras geométricas.

El programa cuenta con una interfaz bastante accesible en su modo “Express”. Resulta sencillo comenzar a usarlo y en pocos minutos ya podremos manejar el programa con cierta soltura, lo que potencia el valor de esta herramienta. Para aquellos usuarios que quieran contar con una interfaz más avanzada, también existe el modo “Professional”, que sacrifica los iconos de la parte superior y establece un mayor número de opciones disponibles para trabajar con los archivos. Otro de los aspectos sobresalientes del P-Touch Editor es que detecta automáticamente el tamaño del soporte que estemos utilizando, por lo que no tendremos que andar configurando manualmente esta característica. Dentro del software de Brother también contaremos con una aplicación que busca las actualizaciones tanto del editor como del firmware de la impresora, y los descarga para que tengamos el equipo siempre a la última.

Por otro lado, también se ofrece la posibilidad de crear etiquetas a partir de un iPhone, un iPad o un equipo Android gracias a la aplicación móvil iPrint&Label. Se trata de una opción atractiva, aunque después de haberlo usado nos ha parecido que no alcanza a convertirse en una alternativa al uso del software en el ordenador, tanto por sencillez en la creación como por opciones.

Brother QL710W

Conectividad y consumibles

En el campo de la conectividad hay que destacar su conexión WiFi. Gracias a ella, podremos conectar el equipo a una red local e imprimir desde cualquier lugar sin necesidad de tener la impresora físicamente conectada al ordenador. Sea como fuere, también incorpora un puerto y un cable para poder realizar este tipo de conexión.

Los consumibles de la impresora Brother QL-710W incluyen un gran rango de rollos de etiquetas y papel continuo. Hay que tener en cuenta que el equipo ya incorpora de serie un rollo de etiquetas de 29 x 90 milímetros y una cinta de papel continuo de ocho metros. Además, también se pueden comprar otros consumibles como por ejemplo una cinta de película plástica de 62 milímetros con un largo de 15,24 metros que tiene un precio de 56 euros, o un rollo de papel contínuo no adhesivo con un tamaño de 54 x 30,4 milímetros por 13,4 euros. Otra de las opciones es un rollo de etiquetas precortadas para CD y DVD de 58 x 58 milímetros con 100 etiquetas y un precio de 20 euros.

Brother QL710W

Opiniones y precio

La impresora de etiquetas Brother QL-710W está disponible en el mercado a un precio de 130 euros. Sin duda, se trata de una opción muy atractiva, tanto por su velocidad de impresión como por la utilidad que ofrece. Estamos ante un dispositivo que puede facilitar y mucho la vida a muchos negocios y pymes, y cuyo principal hándicap es el desconocimiento que existe respecto a la existencia de este tipo de impresoras. Además, también hay que destacar la calidad del software P-Touch Editor, que está pensado tanto para los usuarios que no quieran complicarse mucho la vida a la hora de diseñar las etiquetas como para los usuarios avanzados.

 

Fuente: Tuexperto