Ingrese su Usuario

Conoce la ciencia detrás del botón imprimir

Este jueves con Martha Debayle, Thom Brown especialista en tinta e impresiones, nos habló de la ciencia que existe detrás del botón de imprimir, conoce los beneficios y cómo aprovechar mejor tus cartuchos.

¿Sabías que?

•  Cuando pulsas imprimir, quizás no pienses en todo lo que sucede entre ese clic y el momento en el que recibes tu foto o documento.

•  El proceso de impresión es algo impresionantemente complejo y sobretodo preciso para lograr que las imágenes que ves en tu pantalla sean exactamente iguales, o mejores, al momento de ser impresas en un papel.

• Una impresión es sólo una ilusión óptica, es decir: son millones de puntos más delgados que un cabello, que al ubicarlos en el lugar exacto y del tamaño perfecto, con la mejor tinta y el papel adecuado, forman la imagen.

• El proceso es tan difícil, que es imposible que lo realice un humano, la precisión con la cual las boquillas de HP colocan la tinta sobre la página es similar a dejar caer una uva en una cubeta desde un edificio de 30 pisos y repetirlo 46 millones de veces sin fallar.

• Un cartucho normal HP tiene más de 500 boquillas de tinta. Cada una tiene el grosor del tercio de un cabello humano. Al imprimir, un circuito integrado envía instrucciones a esas boquillas.

• Estos impulsos de energía crean una burbuja de vapor muy caliente que envía gotas de tinta microscópicas a la página a través de las boquillas a una velocidad equivalente a 50 kilómetros por hora.

•  Un proceso de hasta 36 mil veces por segundo.

•  Los circuitos del resistor en los cabezales de impresión de HP se calientan a 300°C para generar la presión termal necesaria para expulsar las gotas por la boquilla.

• Cada cartucho de tinta HP está avalado por científicos y químicos cuya experiencia conjunta suma más de 500 años y cientos de millones de dólares invertidos anualmente en la investigación y el desarrollo de los sistemas de impresión e imagen.

• Las tintas originales HP producen hasta 72.9 millones de combinaciones de colores para generar transiciones de color óptimas y obtener impresiones con tonalidades reales.

• Al imprimir colores, los cabezales colocan contiguamente gotas de tinta microscópicas para formar las imágenes.

• Para lograr que el documento se vea exactamente como aparece en la pantalla de la computadora, es importante que las gotas se coloquen en el lugar exacto y que permanezcan ahí.

• Si la gota de tinta negra se corre hacia la tinta amarilla, la imagen no será clara y nítida. Ese es un defecto típico de las tintas mal diseñadas de terceros.

 

Fuente: Sexenio