Ingrese su Usuario

Argentina mantendrá trabas a importaciones, según consultora Abeceb

Las trabas a las importaciones en Argentina seguirán a pesar de la salida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, señaló Claverí.

Moreno dimitió la noche del martes en Buenos Aires tras siete años en el cargo, sin embargo continuará en la función pública desde Italia, donde actuará como agregado comercial en la embajada de Argentina ante Roma.

Para Claverí, economista coordinador de Análisis de Comercio Exterior, "en lo que respecta a la administración de comercio la única certidumbre que existe hasta el momento es que las restricciones a las importaciones van a continuar".

"Incluso es posible esperar un endurecimiento durante el periodo de recambio de funcionarios", añadió.

El analista recordó que a finales de 2011 la incertidumbre generó una virtual paralización del esquema de aprobación de las declaraciones juradas de importación (DJAI), mecanismo que estableció Buenos Aires como paso previo a las compras de bienes al exterior.

Moreno "constituía uno de los funcionarios clave de la cartera económica del actual Gobierno. A cargo de resolver varios de los desequilibrios más importantes de la economía, se destacó por emplear un estilo y una metodología polémica y poco ortodoxa", explicó el analista.

"En lo que respecta a la administración de comercio, la única certidumbre que existe hasta el momento es que las restricciones a las importaciones van a continuar", sobre todo bajo la forma del esquema de las DJAI, insistió Claverí.

Para sostener el nivel de reservas, el funcionario saliente estableció un mecanismo no escrito por el cual si una empresa deseaba importar bienes, debía exportar por igual cantidad, sin importar el rubro en el que operara.

De esa manera, firmas automotrices internacionales debieron exportar vinos, aceites o arroz para poder traer a la Argentina vehículos de alta gama.

"Es posible esperar un cambio en el esquema de compensación de importaciones implementado por Moreno, que implicaba una negociación cara a cara con las empresas, donde se definía una contraprestación a las importaciones que necesitaba realizar con el objetivo de equilibrar su balanza de divisas", indicó.

Sin embargo, advirtió que aunque es probable que el nuevo funcionario se incline por el diseño de reglas más claras respecto del funcionamiento de la administración del comercio, lo que si bien puede contribuir a reducir la falta de previsibilidad tan reclamada por el sector privado, puede conducir también a un esquema más rígido.

"No es esperable en el actual contexto una flexibilización de los controles a las importaciones, a excepción de que el gobierno consiga relajar la restricción externa a través de otros mecanismos, como el ajuste de la cuenta turismo o la obtención de fondos de los organismos internacionales", agregó. Fi

Fuente: agencia de xinhua