Ingrese su Usuario

El Vaticano pidió información sobre la ex-Botnia

El titular de la diócesis uruguaya de Salto, monseñor Pablo Galimberti, reveló que el Vaticano le pidió "datos confiables" sobre la planta de celulosa UPM (ex Botnia), por lo que especuló que Argentina podría solicitar la intervención del papa Francisco en el conflicto que mantiene con Uruguay a causa de esa fábrica, que considera contaminante.

"He recibido llamadas telefónicas del Vaticano preguntándome qué está pasando con estos informes con esa planta" que se encuentra instalada en Fray Bentos, capital del departamento uruguayo de Río Negro, que forma parte de la diócesis al mando de Galimberti.

"Yo le dije al sacerdote que me preguntaba, deme 48 horas y les mando informes en forma confiable porque los argentinos manejan o interpretan la contaminación con otras claves. Y pensé, ¿será que tal como decían los argentinos o los asambleístas de Gualeguaychú, van a pedir una intervención del Papa ahora que es argentino?", sostuvo Galimberti.

En declaraciones al portal de noticias "10 Minutos" de la ciudad de Salto, el prelado reveló que días pasados los obispos uruguayos recibieron a directivos de la planta UPM, en el marco de la reunión semestral de la jerarquía católica de ese país, que se realizó en la ciudad de Florida.

Hasta allí fueron "tres directivos de UPM queriendo darnos información de primera mano porque nos preocupa a veces los datos que manejan los argentinos", admitió.

"A mí en el Vaticano me habían preguntado qué está pasando, ˜pásenos datos fidedignos, confiables˜", le dijeron, aseguró.

"Yo les había enviado una intervención de un catedrático de química Oscar Ventura y algunas otras cosas confiables respecto a los números que se manejan del lado argentino", manifestó.

Asimismo, el obispo consideró como "información muy confiable" la que les aportaron los directivos de la pastera finlandesa a los titulares de las diócesis de ese país.

"Incluso nos dijeron, por ejemplo, Dinama (Dirección Nacional de Medio Ambiente) nos ha puesto condiciones muy muy altas para poder funcionar. Si estas condiciones de la Dinama se llevaran a Finlandia, algunas empresas hoy no podrían funcionar˜", relató. "De modo que nosotros tenemos confiabilidad. Cuando nos dicen esas cosas, bueno, confiamos", reconoció el prelado, que deberá informar al Vaticano sobre la situación de la pastera.

El conflicto que se desató hace una década por la instalación de una fábrica en el fronterizo río Uruguay recrudeció en las últimas semanas cuando Montevideo autorizó a la planta a producir mayor cantidad de celulosa, por lo que Argentina amenazó con realizar un nuevo planteo ante la Corte Internacional de La Haya.

Agencia DyN